Yamaha MYA VR46, la moto de Valentino Rossi para el EICMA de Milán

Además de las ya mencionadas novedades de Yamaha para 2018, los japoneses contaron con la participación de Valentino Rossi y una máquina muy, muy especial.

Por: Motociclismo.es | Carlos Domínguez | Noticias

Quizás no lo sepas pero Valentino estuvo presente en el Salón EICMA de Milán justo a tiempo para el evento de Yamaha y así ver la nueva gama 2018 de la firma de Hamamatsu. Pero no todo fueron modelos de producción, también fuimos testigos de la presentación de un proyecto personal del campeón italiano que ha sido desarrollado bajo la estructura VR46. Eso sí, no pienses que la Yamaha MYA VR46 es una moto que pueda llegar a pisar las calles, sino más bien un ejercicio de diseño para disfrutar en los terrenos privados de Valentino Rossi en Italia, como ese capricho que uno se otorga tras una dura temporada de trabajo.

Nace inspirada por la Yamaha TZ 750, pero no la máquina que en los años 70 llevaron pilotos como Giacomo Agostini, sino por la Flat Tacker creada por Doug Schwerma en 1975. Desarrollada en torno a un propulsor que no era más que el resultado de haber fusionado los bicilíndricos de la Yamaha 350, aquella tetracilíndrica de casi 140 cv podía llegar hasta los 230 km/h de las cortas rectas de los circuitos ovales. Eran los tiempos dominados por Harley-Davidson pero los chicos de Yamaha, que hacían lo propio sobre asfalto, estaban dispuestos a intentarlo por lo que Doug fabricó hasta cinco chasis más para gente como Kenny Roberts, Steve Baker, Randy Cleek, Skip Aksland y Don Vesco, siendo Kenny el único en poder firmar buenos resultados con ella. Sea como fuere, en 2017 Valentino Rossi ha querido hacerse su propia flat tracker utilizando la base de la Yamaha XJR 1300. De llevar a cabo el proyecto se ha encargado Rodolfo Brascoli, el tipo responsable de las líneas de la Moto Guzzi Griso y Stelvio o la Triumph Tiger 1050.

Lo único identificable de la XJR es su gran motor de cuatro cilindros porque las líneas se han difuminado para formar un carenado más propio de la disciplina a la que pertenece. Minimalista, de asiento plano y con los mejores componentes (atento a las pinzas, al sistema de escape, horquillas…), la Yamaha MYA VR46 está lejos de poder ser matriculada pero debe ser una bestia sobre la tierra de las pistas ovales.

Galería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.