Votarán nuevamente para prohibir discrimen por tatuajes o piercings

Se afirma que cada día son más las personas que tienen tatuajes, perforaciones o tiñen sus cabellos de colores no tradicionales.

Recurso: Microjuris.com | Noticias

El pleno del Senado devolvió a comisión el informe positivo sobre el Proyecto del Senado 807 que propone declarar como política pública la prohibición del discrimen contra personas por tener tatuajes, perforaciones corporales (“piercings”) o cabello teñido en el empleo público y privado. Se informó que se realizarían enmiendas técnicas al informe para votar por la aprobación de la medida.

La medida, de la autoría de la senadora María de Lourdes Santiago, y suscrita por las senadoras Migdalia Arroyo y Gretchen M. Hau,  establece la prohibición específica de discrimen en el empleo contra esta población mediante varias enmiendas a leyes laborales.

Además, ordena a todas las agencias, instrumentalidades, departamentos, corporaciones públicas, municipios de la Rama Ejecutiva, la Rama Legislativa y la Rama Judicial a atemperar sus reglamentos de personal para exponer claramente esta política pública y ordenar a los(as) patronos del sector privado incorporar reglamentación a tal fin.

Descarga la medida, según enmendada en el Senado: Proyecto del Senado 807

La propuesta fue presentada originalmente como el Proyecto del Senado 286, el cual fue evaluado y aprobado por ambos cuerpos legislativos, pero vetado por el Gobernador de Puerto Rico por contener errores técnicos. Luego de hacer las correcciones necesarias, el mismo fue presentado nuevamente como el Proyecto del Senado 807.

El proyecto contiene una prohibición expresa a que, en ninguna instancia, un patrono podrá suspender, rehusarse a emplear, despedir o de cualquier otra forma perjudicar a una persona en su empleo exclusivamente por tener tatuajes, piercings o cabello teñido de colores no naturales. Además, esto no podrá interferir en el proceso de selección, ascenso, retención y condiciones de empleo.

El informe positivo de la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Laborales del Senado señala que el discrimen por apariencia, ya sea por el uso de tatuajes, perforaciones o un color no tradicional de cabello, podría interferir con derechos constitucionales fundamentales de las personas a la libertad de expresión, asociación y de culto. Esto ya que a través de la historia, los tatuajes, las perforaciones y los cambios en color de cabello han sido formas de expresión artística, social, política y religiosa de innumerables civilizaciones. Sin embargo, aseguran que la legislación que hace referencia al discrimen por estas razones es sumamente limitada.

La comisión utilizó en su evaluación los Memoriales Explicativos solicitados a Mi Estilo No Me Define, Inc., la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos, el Departamento de Justicia y la Oficina de Servicios Legislativos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.