Senado aprueba medida que extiende a ocho años el período de expiración de la licencia de conducir

Mientras, avalan resolución para proveerle asistencia de emergencia -mediante préstamos- a entidades gubernamentales que enfrenten retos de liquidez relacionados con el COVID-19

Recurso: Elnuevodia.com | Noticias | Leysa Caro González

El Senado aprobó en la sesión de hoy, lunes, extender a ocho años el periodo de expiración de la licencia de conducir como medida para atender los históricos problemas y retrasos que enfrentan los ciudadanos en los Centros de Servicios al Conductor (Cesco) a través de la Isla.

El Proyecto de la Cámara 2036 igualmente les permitirá a los ciudadanos con licencia de conducir emitida mediante certificación y no de forma virtual, renovar el permiso 150 días antes de la fecha de expiración. Actualmente, el tiempo previo es de 60 días.

“En aras de continuar mejorando los servicios hacia nuestros ciudadanos, previo análisis, estudio y consideración, la Comisión de Innovación, Telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura del Senado recomienda la aprobación del P. de la C. 2036”, lee el informe positivo emitido por la comisión que es presidida por el senador Miguel Laureano.

El documento establece, además, que en aquellos casos en que el conductor opte por la renovación de su certificado de licencia o permiso de conducir provisional con anterioridad a la fecha de su vencimiento deberá entregar la licencia a ser renovada, la cual será mutilada y/o inutilizada por personal del Cesco y devuelta al conductor.



Inicialmente, la propuesta era extender a diez años el período de expiración de la licencia, pero dicho término confligía con el término de vigencia de ocho años de la identificación en formato “Real ID”, un instrumento válido para acceder a agencias e instalaciones federales y realizar vuelos domésticos en líneas aéreas reguladas por el gobierno de los Estados Unidos.

En el caso de aquellos conductores que deben vencer su permiso para manejar, la medida establece que una vez transcurrido un período de tres años debe tomar un examen teórico al momento de renovarla.

La medida había sido aprobada en junio del año pasado por la Cámara de Representantes, pero no fue hasta el pasado 25 de septiembre que la Comisión de Innovación, telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura del Senado emitió un informe recomendado su aprobación.

Salvavidas para las agencias

Mientras, la Cámara Alta también aprobó la Resolución Conjunta del Senado 594 que autoriza al Departamento de Hacienda, a nombre del gobierno de Puerto Rico, a proveerle asistencia de emergencia en forma de préstamo a las agencias que enfrenten retos de liquidez relacionados con la emergencia por el COVID-19.

“Mediante esta autorización aseguramos la continuidad de las operaciones del gobierno y sus corporaciones durante este período”, lee el informe positivo de la Comisión de Hacienda del Senado, presidida por Migdalia Padilla.

El secretario de Hacienda tendrá la facultad para proveer la asistencia de emergencia hasta el 30 de junio de 2021. La ayuda, sin embargo, tiene que ser aprobada por la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF) que, a su vez, debe certificar que la entidad gubernamental haya implementado medidas de ahorro o reducción de gastos.



Mientras, se aprobó una medida similar, pero dirigida a asistir a los Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) o Centros de Salud Familiar privados que no estén afiliados a un sistema hospitalario.

La Resolución Conjunta del Senado 592 le ordena al Comité de Supervisión de Desembolsos, creado a través de la OE-2020-40 y adscrito al Departamento de Salud, a establecer un programa para destinar fondos del Coronavirus Relief Fund entre estas instituciones médicas a los fines de cubrir gastos relacionados con la emergencia por el COVID-19.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.