No son motos tuneadas

Encajan con un estilo y tienen un nombre

Recurso: ADN Original | Preparaciones

Al margen de los modelos comercializados por las marcas oficiales y que en muchas ocasiones es la vía más rápida para poder contar con el estilo de moto que se desea y que además cumpla con todas las características, también es una moda que ha proliferado entre particulares que deciden transformar, bien a través de talleres especializados o con sus propios medios, una moto y conseguir el estilo deseado, Scrambler, Bobber, Café-Racer, Brat Style, Choper, etc.

Hasta aquí todo bien, pero ¿Sabemos realmente cuáles son las características que debe tener nuestra moto para que se adapte o cualquiera de los estilos, o simplemente somos capaces de distinguir los diferentes estilos cuando las vemos o nos hablan de ellos?

En este artículo vamos a tratar de resumirte las características básicas de los estilos más conocidos y que nos pueden servir de referencia a la hora de saber identificarlos o de saber que estilo es el que queremos.

CAFÉ-RACER

Es un estilo originario de Inglaterra, nacidas en los años 50, y con el que se buscaba la mayor eficacia en carretera, eran las deportivas de la época. Su estética es aplicada en los modelos actuales y se mejoran suspensiones y frenos para que sigan cumpliendo con esa deportividad y poderlas disfrutar en carreteras de muchas curvas.

Son motos muy ligeras, se elimina todo el peso posible, asiento monoplaza y un pequeño colín. Cuentan con semimanillares y el depósito del combustible suele ser largo y plano en su parte superior. Las estriberas están retrasadas, para poder adoptar una posición deportiva sin problemas, y se equipan con faros redondos. Para que un café-racer se precie, su chasis debe de ser tubular o de doble cuna y en ocasiones las podemos encontrar semicarenadas, pero sin restarle protagonismo al motor.

 

SCRAMBLER

Junto con las café-racer, es un estilo que ha proliferado mucho en los últimos años. Sus orígenes están en Inglaterra, tras la Primera Guerra Mundial, y con este estilo de motos buscaban el poder usarlas en todo tipo de terrenos.

Se caracterizan porque suelen tener recorrido de suspensiones más largos que las motos de carretera, montan cubiertas de tacos en llantas de radios. El manillar es ancho, tipo trail, con lo que se consigue un mejor dominio de la moto.

Las estriberas están colocadas en la zona central, tipo off road, para que permita  conducir de pie y proporcionan un buen agarre del calzado. El escape lo llevan elevado, casi a la altura del sillín, y su recorrido es largo, hasta la parte trasera de la moto. Cuentan con un tipo de sillín largo y plano, que permita el fácil movimiento del piloto en caso de necesitar mejorar la tracción.

 

BOBBER

El movimiento Bobber surge tras la Segunda Guerra Mundial, su principal objetivo era el de hacer que las motos americanas fueran más rápidas para lo que se eliminaba todo lo que suponía peso y que no era necesario como defensas, faros, guardabarros, asiento trasero, etc.

Destacan por sus cubiertas anchas y perfiles muy generosos montadas en llantas de radios y en ocasiones con igual medida detrás que delante o muy similares. Suelen tener un solo asiento e incluso algunos modelo carecen de subchasis, el manillar suele ser plano y corto, el tanque de una tamaño reducido.

 

CHOPPER

Es un estilo de motos en la que se elimina todo lo innecesario para hacerlas menos pesadas y más ligeras a la vista. Montan horquillas muy largas y en la que se aloja una llanta de mucho más diámetro que la trasera y con una cubierta muy estrecha. En algunos modelos la llanta trasera aloja la cubierta de un coche.

Los estribos están muy adelantados, montan manillares muy altos y el asiento del pasajero suele tener una barra a modo de respaldo. El tanque de combustible es de pequeñas dimensiones y poca capacidad.

 

LOW RIDER

Son fácilmente reconocibles, montan ruedas de diámetro reducido para conseguir que la moto sea muy baja y suspensiones muy cortas, llegando en ocasiones a que su chasis casi toque el suelo. Generalmente son motos de exposición y su conducción es casi imposible por la limitada capacidad para inclinarlas en las curvas.

 

BRAT STYLE

Es un estilo en el que se busca una buena conducción urbana y que a su vez sean divertidas en carreteras de curvas. Surge en Japón y consiste en la combinación de dos estilos: Café-Racer y Bobber.

Generalmente se toma como base motos de menos de 400cc. y se caracterizan por ser bajas, neumáticos anchos, llantas de radios, con un toque vintage y clásico.

 

STREET TRACKER

Con manillar muy ancho y depósito de combustible pequeño y alargado, asiento monoplaza, colín reducido y placa porta número laterales, las Street Tracker buscan un aspecto similar a las motos utilizadas en las carreras de DirtTrack o Flat Track americanas.

Montan motores de uno o dos cilindros y en la parte delantera tienen una placa porta número en la que muchas veces se embute el faro. El escape esta muy elevado en su parte final y no llevan guardabarros delantero.

 

RAT STYLE

Es un estilo que surgió en Estados Unidos y en el que la estética no cobra ninguna importancia. Destaca porque se intenta conseguir un aspecto muy descuidado y envejecido, donde el óxido forma parte importante del conjunto, pero que a nivel mecánica se mantiene en perfecto estado y muchas veces con unas prestaciones muy superiores a las originales.

 

DRAG STYLE

Normalmente son usadas en pistas y son motos con grandes aceleraciones. Suelen tener el basculante trasero bastante alargado y montan en este una cubierta muy ancha y con diámetro reducido, mientras que delante montan una con mayor diámetro para conseguir mejo agarre y no perder tracción.

Combinan chasis bajos con manillares planos, asiento de poca altura al suelo y planos y reposapiés muy retrasados. Toda esta combinación procura una conducción bastante incomoda y en la que el piloto tiene que ir totalmente inclinado sobre la moto, pero que le permite soportar las grandes aceleraciones.

 

MOPED

Más que un estilo, Moped -ciclomotor en inglés-, es el nombre que se le da a cualquier tipo de transformación que se le haga a los ciclomotores.  Es aquí donde se engloban todas las transformaciones que tengan como base una moto de estas características.

Sin bien, es obvio que muy bien se podrían ir definiendo diferentes estilos ya que podemos encontrar verdaderas obras de artes y en muchos caso grandes joyas, merecedoras de ser encuadradas en su propio estilo.

 

DRESSER O BAGGER

Aparecen a mediados de la década de los años 60, simultáneamente en Estados Unidos y Gran Bretaña. Es el tipo de transformación menos agresivo con el modelo original, ya que al contrario de los otros estilos, consiste o bien en sustituir piezas y accesorios de las motos por otros de mejor estética o simplemente añadir piezas tanto para incorporar nuevas funcionalidades como para cambiar su estética por una más “rutera” .

Suelen estar cargadas de piezas cromadas y se usan generalmente colores brillantes y aerografías de un nivel artístico elevado. Destacan sus maletas laterales y en muchos modelos podemos observar como estas y el resto del conjunto parecen formar una sola pieza que incluso puede llegar a casi tapar la rueda trasera.

 

Para finalizar, recordarles que estilo de transformaciones hay una infinidad, que en este artículo solo hemos pretendido dar a conocer los más comunes y los que más adeptos tienen. Seguramente se nos ha escapado alguna características importante, pero creemos que con las nociones básicas que les proporcionamos se pueden identificar, y lo más importante, saber las características del estilo que nos gusta o con cuál nos identificamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *