Las playas no estaban preparadas para la “histórica marejada”

Científicos en oceanografía advierten que futuros episodios y la elevación del nivel del mar causarán más estragos en la infraestructura, por lo que advirtieron que hay que tomar medidas.

Por: Elnuevodia.com | Alex Figueroa Cancel | Noticias

A casi seis meses del huracán María, las costas de Puerto Rico no estaban preparadas para recibir una marejada con olas que superaban los récords registrados hasta el momento, lo que provocó inundaciones, daños, desalojos y misiones de rescate en diferentes puntos de la isla.

El doctor en ingeniería oceánica Miguel Canals indicó que las costas no tenían la protección adecuada para enfrentar el fenómeno, causado por una tormenta en el noroeste del océano Atlántico.

“Nos llegó con las costas destruidas y la infraestructura en mal estado… El problema es que estábamos vulnerables y estamos viendo los efectos”, sostuvo Canals, quien es profesor en el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.

“Por eso vemos que ha causado más daño que María (en las costas), porque las olas lograron entrar más”, agregó.

El científico indicó que “viendo esto, ya no cabe duda de que hay que repensar la política pública del país para proteger las costas y estar seguros de un desarrollo sostenible”.

Por su parte, el doctor en oceanografía física Aurelio Mercado reconoció el coraje que le causó el ver las imágenes que circulaban por diversos medios sobre los daños a las estructuras construidas cerca del mar.

“Cuando veo esto me indigno porque llevamos décadas bregando con esto, para que se impida construir en la costa y se tomen las medidas, pero las agencias no hacen nada y la gente está viendo las consecuencias”, lamentó Mercado.

“Esto va a seguir pasando, el nivel del mar va a seguir subiendo, las playas achicándose… La recomendación a la larga va a ser que comiencen a desalojar. La lucha contra el océano es botar dinero”, añadió. “Poner muros o rompeolas, es atrasar la muerte. Tarde o temprano habrá que moverse”.

De hecho, la alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, dijo que algunas familias se le acercaron ayer con el interés de ser reubicados debido a las inundaciones costeras en el área. Nazario dijo que haría gestiones a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), pues es un área que se afecta por las tormentas.

Loíza fue uno de los municipios más afectados por la marejada. El domingo en la tarde desalojaron a más de 80 personas y ayer tuvieron que rescatar a dos mujeres cuyos hogares se inundaron repentinamente en Torrecilla.

“El área de Piñones es la más crítica”, dijo Nazario. “La calle y quioscos quedaron tapados de arena, y hasta carros que pudieron meterse sin permiso”, añadió.

Fuertes golpes en el norte

La marejada también causó graves daños en Isabela. El alcalde Carlos “Charlie” Delgado detalló que el fuerte oleaje afectó la Villa Pesquera, inundó casas del barrio Bajura y erosionó la carretera PR-466.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.