Adrenalina

Las Indian Challenger y Pursuit 2023 llamadas a revisión por la marca

Algunas unidades podrían presentar fallos en el sistema de combustible

Recurso: SoyMotero.Net | Noticias | J.Rubio
Fotos: Indian

La firma estadounidense ha lanzado una campaña de revisión para algunas unidades de las Indian Challenger y Pursuit 2023. Según parece podrían tener mal ensambladas algunas de las partes que conforman sus sistema de inyección de combustible.

Recientemente, hemos conocido que las Indian Challenger y Pursuit 2023 han sido llamadas a revisión tras un comunicado emitido por la marca a la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras de EE. UU.) el pasado 18 de agosto. Al parecer se habrían detectado problemas derivados del mal funcionamiento del sistema de combustible.

Tal y como apuntan los compañeros de Ride Apart, la marca estadounidense informaba en el presente documento como uno de sus proveedores les habría suministrado los sistemas de combustible mal ensamblados. Esto podría producir paradas repentinas de la moto en macha, con el consiguiente riesgo que ello conlleva para la seguridad de sus ocupantes.

Unas 50 unidades de Indian Challenger y Pursuit 2023 deberán ser revisadas

Inicialmente, según los cálculos de Indian, se estima que un total de 50 unidades aproximadamente podrían estar afectadas por esta falla. Eso representa la totalidad de ejemplares comercializados hasta el momento y que coinciden con las fechas de producción comprendidas entre el 16 de junio y el 26 de junio de 2023.

El rango dentro de la secuencia de números de chasis a los que pertenecen estas 50 monturas está dentro de los VIN 56KLCBRR3P3420713 y 56KLCBRR8P3421033. De igual forma las versiones Pursuit Dark Horse 2023 dotadas de paquetes opcionales también quedarían englobadas dentro de esta campaña.

Estas unidades estarían comprendidas entre las fechas de fabricación llevadas a cabo desde el 16 de junio al  29 de junio de 2023. Los VIN corresponderían a la secuencia comprendida entre el número 56KLDFRR4P3420708 y el 56KLDFRR5P3421138.

La marca habría realizado algunas pruebas para poder localizar la falla de manera más concreta y posteriormente se habrían puesto en contacto con el proveedor para ponerlo en su conocimiento.

Al mismo tiempo, han lanzado esta campaña de revisión destinada a todos aquellos ejemplares ya comercializados ,o que se encuentren en cualquier centro oficial esperando a ser matriculados, dotados de estos componentes defectuosos.

Desde el pasado 20 de junio Indian Motorcycle ha dejado de suministrar ejemplares de los citados modelos hasta corregir el problema detectado en la cadena de suministro. Posteriormente, se ha puesto en contacto con los centros oficiales para notificar el problema y prevé contactar con todos los propietarios de dichos modelos a partir del próximo 12 de septiembre.

Si alguno de los actuales dueños de las mencionadas Indian Challenger y Pursuit 2023 ya hubiera sustituido este componente se les reembolsará el coste de dicha reparación. El resto deberán acudir a su centro oficial más cercano o contactar con atención al cliente de la marca estadounidense y esperar nuevas instrucciones de cuál será el proceso a seguir para sustituir el componente defectuoso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.