¡La Harley Livewire se fabricará en 2019!

Harley-Davidson ha confirmado que su moto eléctrica entrará en producción en 18 meses.

Por: SoloMoto.es | Jordi Aymamí | Noticias

Harley-Davidson ha confirmado que su proyecto Livewire, presentado en 2014, pasará a ser una moto de producción.

La Harley Livewire rompe moldes con todo lo conocido en la marca de Milwaukee y sin duda es toda una revolución para una marca tradicional como pocas. En un comunicado a Autoblog la ‘company’ asegura que su Livewire entrará en producción dentro de 18 meses, y no solo eso, sino que Harley pretende ser “líder mundial en motos eléctricas”, según comentan en el mismo comunicado.

La caída de ventas del pasado año (6,7% en todo el mundo y 8,5% en Estados Unidos), con el anuncio del cierre de una de sus plantas, parece haber sido el detonante para que la marca norteamericana quiera abrir nuevos horizontes, sin que esto signifique que vaya a cesar de producir sus características y personalísimas motos de gasolina.

La aceptación de la Livewire será complicada, por lo menos para los históricos fans de la marca, que ven en los clásicos modelos de Harley un espíritu y filosofía de vida que va mucho más allá de la propia moto. De hecho, los ‘harlistas’ de pro ya manifestaron un general rechazo a la Livewire, por alejarse radicalmente del conocido concepto Harley.

En mayo de 2015 fuimos de los pocos afortunados que pudieron probar la Harley Livewire en el complejo de Millbrock (Inglaterra), bajo unas estrictas medidas de seguridad. La moto nos encantó, ya que a un buen acabado mostró un dinamismo digno de una buena naked deportiva, con un motor eléctrico refrigerado por aceite que rinde unos 75 CV, pero con una brutal entrega de par que hace que la aceleración sea muy buena. Cuenta con un chasis y basculante de aluminio, horquilla invertida, una completa instrumentación a color por pantalla TFT y dos modos de potencia (Sport y Range). Las fotos pertenecen al día de nuestra prueba.

El punto débil de la Livewire era su corta autonomía, de 85 km en el modo Range y de solo 60 km en el Sport. Imaginamos que Harley habrá resuelto totalmente este problema, ya que era totalmente inaceptable. El otro punto clave para su éxito o fracaso será el precio final.

Es evidente que en el campo de las motos eléctricas Harley-Davidson llega con retraso frente a otras marcas que llevan años experimentando y depurando sus modelos (Mugen -ésta, apoyada por Honda-, Saroléa, Enérgica, Volta, etc) y que algunos poderosos fabricantes de automóviles están estudiando construir motos eléctricas, con todo el potencial que tienen detrás.

Esperemos que la nueva aventura de Harley con la Livewire sea fructífera… sin abandonar sus motos de siempre.

Galería:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.