Honda CB750F Turbo Battle Hopper

Fantasía televisiva, a la japonesa, en esta increíble preparación

Recurso: SoyMotero.Net | Noticias | J.Rubio
Fotos: Return of the Cafe Racers

Kaichiroh Kurosu, fundador de Cherry’s Company, uno de los talleres de preparaciones japoneses más importantes del país, le ha dado forma a esta espectacular Honda CB750F Turbo. Junto con una BMW R NineT totalmente personalizada será la encargada de protagonizar la review de una famosa serie nipona del género Tokusatsu.

« de 7 »

Kaichiroh Kurosu es uno de los referentes a nivel mundial dentro del variado mundo de las preparaciones. Este japonés es el fundador y propietario de Cherry’s Company, su centro estratégico de operaciones donde nacen preparaciones como esta Honda CB750F turbo. Pero nada es gratis en esta vida y el reconocimiento del que goza actualmente le ha costado más de 20 años poder ganárselo. Para ello ha trabajado bajo encargo para marcas tan prestigiosas como BMW y Harley-Davidson, que le han pedido en repetidas ocasiones que haga modificaciones sobre algunas de sus motocicletas. Este trabajo le ha traído el reconocimiento de la crítica y el público en general, amante de esta cultura de la customización.

Además, ha sido campeón por tres veces del Mooneyes Yokohama Hot Rod Custom Show, uno de los eventos más importantes de su clase. De un tiempo a esta parte, además ha sido solicitado por relevantes compañías audiovisuales. Warner Bros le hizo el encargo de la construcción de la motocicleta de Cat Woman para la última secuela de la conocida saga de Batman en este mismo 2022. Posteriormente, fueron los estudios japoneses Ishimori Production y Toei Company los que solicitaron sus servicios para darle vida a nuestra protagonista de hoy y a una BMW R NineT totalmente personalizada. Ambas forman parte de la nueva serie de la compañía, Kamen Rider Black Sun.

Honda CB750F Turbo Battle Hopper

Esta es un review de la serie original de 1987, Kamen Rider Black, y al igual que entonces, sus protagonistas se ven sumidos en infinidad de aventuras a bordo de sendas motos. La serie sigue el estilo japonés Tokusatsu, algo así a lo que pudimos ver en su día en nuestro país con los icónicos Power Rangers. Acción con muchos efectos especiales a lo que se suma los trajes con formas de insecto en los que van embutidos. Es por ello que las dos motos también cuentan con una estética cargada de detalles referidos al mundo de los insectos.

Así es como nace esta Honda CB750F turbo Battle Hopper, donde este maestro japonés de las modificaciones ha dejado volar su imaginación trayendo una versión renovada de las motos que fueron protagonistas antaño en la serie originaria de 1987. La serie está previsto que se estrene a finales de este 2022 dentro de la plataforma Amazon Prime. Antes de ello, los compañeros de Return of the Cafe Racers entrevistaron a Kaichiroh Kurosu, que les habló sobre este proyecto tan diferente y apasionante a la vez. Además, dio algunos datos relevantes sobre la construcción de esta joya.

Honda CB750F Turbo Battle Hopper y BMW R9T Road Sector

Inicialmente, el departamento creativo de la productora hizo un diseño de ordenador e incluso un modelo a escala 1/12, pero los trazos finales quedarían algo desproporcionados cuando esta se llevara a la realidad, por lo que Kurosu le imprimió su propio diseño. Respecto al modelo elegido, fue idea del preparador japonés, que además intentó emplear un modelo de la misma época que la serie originaria. Inicialmente, se iba a utilizar una CB750F estándar, pero finalmente se optó por la versión Turbo, ya que se adaptaría mejor al argumento de la serie, donde la Battle Hopper tendría 415 CV de potencia y supuestamente alcanzaba una velocidad de 500 km/h.

Respecto a los detalles, Kurosu explica que la mayoría de las partes de la carrocería, como el frontal con forma de insecto y los paneles laterales, están fabricados en acero, ya que había que mostrar partes oxidadas y otras pintadas, dándole un toque de realismo. El poder moldear todas esas piezas supuso un gran trabajo por la dureza del acero. Después hubo que ajustar la mecánica, en especial el turbocompresor. Al igual que otros modelos de la época, resultaba algo tosco en su funcionamiento, entrando de golpe a altas evoluciones. Para ello se le incorporó un nuevo sistema de gestión electrónica que monitorea en cada momento la posición del gas, entrada de combustible y aire, dulcificando su comportamiento.

En definitiva, una preparación de película que además fue mostrada ya por primera vez en el pasado el Hot Rod Custom Show de Yokohama en 2021. Según Kaichiroh Kurosu está contento con el resultado final, tras el que hay un extenso trabajo digno de elogio. Pronto podremos ver en acción a esta Honda CB750F Turbo Battle Hopper en su regreso a la gran pantalla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.