Fabian Dresler establece un nuevo récord Guinness

Récord loco: a 168 km/h rozando con el codo en el suelo

Recurso: SoyMotero.Net | Noticias | Morrillu
Fotos: Motorrad

Rozar con el codo hoy en día se ha convertido en algo habitual en competición. Lógicamente, siempre hay alguien que se pregunta cuál es la velocidad máxima a la que se puede dar una curva rozando con el codo. Ya lo sabemos: 168,65 km/h.

« de 2 »

Los récords están para romperlos. Así de sencillo. Y por ello Fabian «Schnuffi» Dresler cuenta ahora con un Guinness en su currículum. El piloto y editor de Motorrad y 1000PS, ha conseguido nada menos que deslizar un mínimo de 30 metros con el codo en el suelo y a una velocidad máxima de 168,65 km/h.



Hace unos meses, Josh Herin estableció una mejor marca de 162,4 km/h a lomos de una Yamaha YZF-R6. Pero ahora, Fabian le ha arrebatado esta marca. Para ello utilizó una Honda CBR1000RR-R SP de serie, le pusieron neumáticos slick y para la ocasión, eligieron una curva 2 del circuito de Slovakiaring. El resto es darle al play (para los nerviosos, 9:05).

El tiempo máximo para conseguir fue durante el transcurso de una hora. Tras los primeros ensayos, llegó el momento de la verdad. En la primera pasada se consiguieron 161 km/h, muy cerca del récord. Ya en la segunda, 166 km/h, récord conseguido. Pero aun así, Fabian lo intentó una tercera vez, dejando la marca definitiva en 168,65 km/h. Y recordemos de nuevo que es imprescindible tocar de continuo en el asfalto con el codo, y durante un mínimo de 30 m.



Ahora bien, el récord no ha sido todavía certificado. Tendrá que pasar por manos del Libro Guinness de los récords y solo entonces, cuando sean visualizadas todos los vídeos y datos, se podrá dar como valido. Pero a la vista del vídeo, estamos seguros de que lo ha conseguido.

Fabian «Schnuffi» Dresler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.