El año nuevo trae un alza en peajes operados por Metropistas

Los aumentos impactarán las autopistas operadas por el consorcio, aunque el gobierno y la Junta Fiscal discuten más cambios en costos en otras vías públicas.

Recurso: Elnuevodia.com | Noticias | Laura M. Quintero

En solo dos días, con el inicio del año 2022, entrarán en vigor aumentos de entre $0.05 y $0.10 para las tarifas que pagan la mayoría de los conductores en los peajes en las autopistas PR-22 y PR-5, que opera el consorcio Autopistas Metropolitanas de Puerto Rico, LLC, mejor conocido como Metropistas.

Este aumento -que será mayor para los camiones- forma parte del incremento anual contenido en el contrato de alianza público-privada (APP) que el gobierno de Puerto Rico estableció, en 2011, con el consorcio creado por la empresa española Abertis y la compañía financiera estadounidense Goldman Sachs.

“Para el 2022, el ajuste de tarifa para el 97% de los clientes será solo en los peajes de Bayamón con un aumento de $0.05 y Arecibo, con un aumento de $0.10″, confirmó el principal oficial ejecutivo de Metropistas, Julián Fernández Rodes.

Esto supone que los transeúntes que utilizan motoras o autos de dos ejes pagarán $0.45 en el peaje de Bayamón, en la PR-5, y $1.10 en el de Arecibo, en la PR-22, a partir del 1 de enero de 2022.

Los vehículos de dos ejes que sobrepasan los siete pies de altura (tales como los camiones de mudanza) pagarán $0.05 adicionales en todos los peajes con excepción del de Bayamón. Mientras, los conductores de vehículos pesados y de arrastre, con entre tres y siete ejes, también enfrentarán pagos adicionales de $0.05 a $0.15 en cada plaza de peaje, lo que supone tarifas mínimas de $1.10 y máximas de $3.80.

Fernández Rodes explicó que el ajuste en las tarifas de los peajes de la PR-22 y la PR-5 “se calcula siguiendo la fórmula que establece el contrato de concesión, la cual está basada en la inflación”.

Este indicador se deriva del cambio promedio en los precios de los artículos y servicios en el Índice de Precios al Consumidor. Según el portal del gobierno, la tasa de inflación anual de Puerto Rico a agosto de 2021 es de 3.3% y la de Estados Unidos, a septiembre de 2021, es de 5.3%.

El ejecutivo de Metropistas precisó que la empresa usa como fuente la inflación del año anterior en Estados Unidos.

En vistas públicas de la Legislatura para fiscalizar el cumplimiento contractual de esta APP, a Metropistas se le cuestionó, precisamente, por qué utilizaba como base la tasa de inflación de Estados Unidos, que siempre es más alta que la de Puerto Rico, recordó el ex director ejecutivo de la Comisión de las APP, Mario Pabón Rosario.

Además, el contrato provee para que el aumento se pueda redondear a los $0.10, lo que Pabón Rosario juzga innecesario en tiempos en que todos los peajes se han modernizado para cobrar electrónicamente.

“En un sistema donde todos los peajes están automatizados, ya no se necesita redondear a los $0.10. Eso se necesitaba cuando usabas monedas”, criticó el abogado, quien fue asesor del representante Jesús Santa Rodríguez.

El contrato con Metropistas, firmado bajo la administración de Luis Fortuño Burset, estipulaba aumentos anuales hasta 2051. Luego, la administración de Alejandro García Padilla enmendó el acuerdo de concesión para extender su vigencia hasta 2061.

El plan fiscal de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) también contiene aumentos, a partir de enero, para los peajes operados por el gobierno, en las carreteras PR-52, PR-53 y PR-20. No obstante, el director ejecutivo de esa corporación pública, Edwin González Montalvo, indicó a El Nuevo Día que su implementación se ha retrasado, pues la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) está en proceso de revisar el plan fiscal.

“Ese proceso puede producir cambios en dicho documento, por lo cual, en este momento, la ACT no está en posición de anunciar revisiones a los peajes”, manifestó González Montalvo por escrito.

La portavoz de la JSF, Sylvette Santiago Luciano, comunicó que la postura del ente en cuanto a ese tema no ha variado.

“El plan fiscal certificado es la hoja de ruta para lograr un buen estado de conservación (de las carreteras) y debe ser implementado”, indicó.

El documento dispone un aumento de 8.3% en los años fiscales 2022 a 2024 en las carreteras con peajes en el sur, sureste y Guaynabo, respectivamente, así como un aumento basado en la inflación desde el año fiscal 2025 hasta 2051 tanto en esas autopistas como la PR-66. La JSF pretende así conseguir recaudos adicionales por la cantidad de $8 millones al cierre de este año fiscal, hasta alcanzar los $192 millones en el año fiscal 2051.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.