¿Cómo es de resistente una moto comprada por Amazon?

Una manera diferente de estrenar moto

Recurso: SoyMotero.Net | Noticias | David Robledo

Hace unas semanas vimos qué significa comprar una moto por Amazon. Hoy, gracias a los amigos de Bikes and Beards y su canal de Youtube conocemos la (sorprendente) capacidad de aguante de una KPR Lifan 200 comprada a través de la plataforma digital.

Las compras por internet están cada vez más extendidas, eso es un hecho irrefutable en estos tiempos que vivimos. Sin embargo, el comprar ciertos productos todavía nos genera ciertos reparos. Lógicamente, comprar una moto a través de Amazon puede generar muchas dudas, especialmente porque no es el canal habitual de compra y porque no vamos a encontrar a las marcas de referencia sino alternativas “low cost”.

Ya vimos hace unas semanas el estado en el que llegan esas motos “chinas” y lo que hay que hacer para ponerlas en marcha. Ahora, los  los amigos de Bikes and Beards se han propuesto llevar al límite a una de esas motos que han conseguido por Amazon para ver hasta que punto aguantan antes de romperse.

En esta ocasión la moto elegida ha sido una KPR Lifan 200 y, claro, la situación es bastante diferente a la de la primera vez puesto que estamos ante una moto mucho mejor diseñada y fabricada que, de entrada, tiene un gran rendimiento y es comercializada en muchos países. Con 198.1 cc es capaz de entregar 16,8 cv, cuenta con seis marchas, inyección electrónica, una autonomía declarada por encima de los 550 kilómetros, una velocidad punta de 130 kilómetros por hora y un peso de 145 kilos. Así, a simple vista estamos ante una moto bastante decente. De hecho, el precio que han pagado por ella no es, ni mucho menos, una ganga y es que se han dejado 2.500 $ en ella. Es más, se trata de la moto más cara que han encontrado en Amazon y eso se nota desde el principio.

El desafío era mantener la moto en marcha en 72 horas, un auténtico desafío para cualquier mecánica en el que se le hicieron todo tipo de perrerías a la pequeña KPR Lifan 200. Desde un cambio de aceite en marcha, sí, en con el motor en marcha y sin aceite en el motor durante unos 10 minutos, hasta simular una travesía en el desierto con un calefactor industrial apuntando al motor, para rematar con una sesión de off road. Sin duda una serie de pruebas que, por fortuna para una moto convencional, no va a tener que pasar en su día a día.

Sorprendentemente las únicas “pegas” que surgieron en la prueba fue con el calentamiento en la simulación del desierto, donde la moto se paró hasta que volvió a una temperatura de seguridad y tras una caída haciendo el cafre, en la que la palanca de cambio se movió de su sitio. Sin duda todo un éxito para una moto comprada en Amazon…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.