Alza en víctimas de accidentes que usaron drogas

Tal tendencia podría repetirse y posiblemente aumentar

Recurso: Elvocero.com | Noticias

Las estadísticas de muertes por accidentes de tránsito de 2016 y 2017 demuestran una baja en el porcentaje de víctimas que consumieron bebidas alcohólicas y un aumento entre los que consumieron cocaína.

Tal tendencia podría repetirse y posiblemente aumentar durante el año en curso. Como ejemplo de esto, de las cinco fatalidades en accidentes vehiculares ocurridos el pasado fin de semana, hubo dos casos en que se ocuparon dosis de cocaína y de crack en los pantalones de los fallecidos.

De acuerdo con la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST), estas son señales de alerta. Según su directora ejecutiva, Darelis López Rosario, el asunto es uno de cero tolerancia.

“Los números que hemos podido tener arrojan que en 2016 ocurrieron 279 muertes en las carreteras y de esas 39 arrojaron positivo a algún tipo de sustancias controladas, un 14%, y 117 muertes en las que las autopsias confirmaron consumo de alcohol, manteniéndose entre un 40% a 45% los conductores ebrios”, señaló la funcionaria a EL VOCERO.

Para 2017, la cifra de muertes en las carreteras se elevó a 290. Sin embargo, comparado con el año anterior bajaron de 117 a 105 los casos en que las autopsias confirmaron la embriaguez de las víctimas y subieron de 39 (14%) a 54 (20%) los casos en que se confirmó el uso de cocaína entre los fallecidos.

López Rosario dijo que el asunto es “novedoso, no se había trabajado antes. Se espera por el resultado de los protocolos de las muertes entre enero y marzo, y al menos en abril ya se sospecha de dos casos en que se presume se consumió drogas”.

Impulsarán cambios a la ley

Con la información que ya ha sido obtenida, la CST se movilizó para crear estrategias y enfrentar el problema del incremento de conductores bajo los efectos de narcóticos. López Rosario informó que habrá que hacer enmiendas a la ley que prohíbe el uso de sustancias controladas mientras se está al volante. Contrario al alcohol, en el que se permite a los conductores unos porcentajes, excepto menores, camioneros y empleados públicos en vehículos oficiales, el consumo de drogas será de cero tolerancia.

“Nos llama la atención por el problema que ocurrió en el fin de semana… vamos a ir años atrás para analizar y ya estamos trabajando en una campaña con la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca)”, indicó López Rosario.

“Ya nosotros comenzamos un programa dirigido a detectar sustancias controladas en los conductores y motociclistas. Ese programa, en la fase inicial, conllevó la contratación de un coordinador en Puerto Rico para desarrollar el proyecto, con experiencia en la Policía, en casos de embriaguez y con adiestramientos” anunció la funcionaria.

Agregó que espera reclutar a otros instructores en Estados Unidos y a policías de la Isla como parte del proyecto.

López Rosario indicó que ha estado recibiendo información sobre los diferentes instrumentos que se puedan usar en pruebas de campo, así como el tipo de fluido a examinar, que podría ser saliva u orina. No se descartan pruebas de sangre y las mismas serán usadas como prueba científica en los tribunales.

Por otro lado, la CST ha estado apoyando la campaña que realizan 21 cuerpos de policías municipales y el Negociado de Tránsito de la Policía, la cual termina el 21 de abril, para frenar el uso de teléfonos celulares mientras se conduce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.