Urge que arreglen semáforos en Bayamón

Comerciantes son testigos del aumento de accidentes automovilísticos.

Por: Primerahora.com | Noticias | Osman Pérez Méndez

En medio de todas las dificultades que enfrenta el País, vecinos y comerciantes de un área de Bayamón enfrentan un dolor de cabeza adicional: semáforos en concurridas intersecciones que llevan tiempo sin funcionar, creando una situación a la que achacan un alza en la cantidad de accidentes.

En la avenida Laurel Lomas Verdes, intersección con la calle Nogal, por ejemplo, hay un semáforo que lleva mucho tiempo sin ver la luz.

Pero esa no es la única intersección sumida en el caos que supone que su semáforo esté inactivo. Los hechos también se repiten en la avenida Laredo intersección con la avenida Santa Juanita.

La situación es tan dramática que algunos accidentes han terminado con carros volcados y, en los casos más tristes, incluso con personas muertas.

De acuerdo con estadísticas recogidas por la Policía, en la avenida Laurel, intersección con la calle Nogal, se reportaron cuatro accidentes en junio, ocho en julio y otro más en este mes de agosto. En tanto, en la avenida Laredo intersección con la avenida Santa Juanita hubo cuatro accidentes en junio, tres en julio y otros tres en lo que va de agosto.

Entre los comerciantes que a diario están en el lugar, sin embargo, las historias de horror no parecen tener fin.

“He visto accidentes en cantidad, de diversa magnitud, a nivel de que ve que tengo ese muro roto ahí. Y de hecho es la segunda vez, ya una vez se me metió un auto aquí”, comentó Yamil Meléndez, de La Esquina de la Repostería, en cuyos estacionamientos terminó uno de los postes de la esquina tras el más reciente accidente.

“Aquí ha habido accidentes… mensual se dan como dos o tres. Es constante, y han sido donde están vinculados tres vehículos, hasta cuatro vehículos”.

“En una ocasión se metieron en casa. Pasaba un nene en bicicleta y el carro se metió ahí en la verja del vecino. Y el nene soltó la bicicleta y se salvó. Se salvó de milagro”, agregó Meléndez. “De verdad que esto, hace falta que arreglen lo del semáforo”.

Edimar Argueta asegura que desde que comenzó a trabajar vendiendo café en el área hace como un año no ha dejado de ver accidentes. “Siempre semanalmente, fácil dos veces a la semana (hay accidentes). A veces son bobos, a veces son… el lunes hubo un choque que se viró un carro pa’l lado. Se volcó, fue exagerado. Son choques feos”, comentó Argueta, asegurando que ha reportado la situación tanto al municipio como a agentes de la Policía.

María Rosado, que labora hace una década en un salón de belleza, recuerda que hace como tres años en un choque un carro se llevó el poste. “Los carros cada vez que vienen se llevan el poste. Aunque haya luz, la gente se come la luz o no ven el carro que viene porque lo enfoca la luz del sol. Y no sé qué pasa que la gente ahí chocan”, dijo Rosado, recordando que en una ocasión el choque terminó destrozando tres carros de sus clientas que estaban estacionados en el negocio.

Clifford Ferreira, quien lleva también décadas laborando en la esquina en una imprenta, asegura que la luz “siempre ha tenido problemas en cuestión de accidentes. Que si se va la luz, que si se dañan los semáforos. Se tardan a veces hasta cuatro o cinco meses en repararlo. Y es desde hace 18 años para acá. Es una situación grave”.

Ferreira, a quien atropellaron en la luz hace un par de años, afirma que “se ha llamado al municipio, se ha llamado a (el Departamento de Transportación y) Obras Públicas. El municipio dice que no son ellos, y Obras Públicas dice que no tienen los fondos para arreglarlo”.

“Cuando empecé a trabajar aquí (hace como un año) todavía había un poste aquí. (El semáforo) no funcionaba pero había un poste y unas cajas acá. Con el pasar del tiempo se lo han llevado todo”, indicó John Rosa, quien trabaja en una ferretería del área. “Fácilmente he visto cuatro accidentes y he escuchado de tres o cuatro más”.

La Policía conoce de la situación

El agente Aníbal Díaz López admitió que esas lucen podían llevar “como unos cinco años” dañadas, y para empeorar la situación, los conductores no toman las debidas precauciones al llegar a las intersecciones.

“Lamentablemente, pues por lo general, en vez de tomar la medida de precaución porque estás viendo que no hay semáforo y es una intersección bien transitada, bastante concurrida, pues el que va bajando en su vía recta, entiende que como va en su vía franca no tiene que detenerse. Y es todo lo contrario. Estás entrando a una intersección, un cruce. Pues tanto el que baja, como el que sube, como el que sale de la transversal, debe tomar la precaución”, explicó el agente. “Pero ya usted sabe, esto es primero, segundo y tercero yo.

Según explicó Díaz López, “Luces y Señales, que es como una división de Carreteras (Autoridad de Carreteras y Transportación del Departamento de Transportación y Obras Públicas)”, es la agencia que se supone arregle los semáforos.

Al lugar, en algún momento llegaron autoridades a inspeccionar y se llevaron parte del equipo de instalación del semáforo.

Deja un comentario