Las motos de las “estrellas”

Por: Motociclismo.es / Marisa Nocea

Hacemos un repaso por las motos que han llevado algunos de los grandes famosos

Tal día como hoy, en 1977, el gran Elvis Presley nos decía adiós a causa de infarto agudo de miocardio. Además de su pasión por el rock&roll y por mover las caderas, el rey del rock también sentía un gran aprecio por las dos ruedas. Pero este no es el único gran personaje que ha hecho pública su relación con las motos, sino que hay una buena lista de famosos que también lo han hecho. A continuación, hacemos un repaso por las motos favoritas de las grandes estrellas.

 

│ELVIS PRESLEY

Como os contamos al principio de este artículo, Elvis sentía una gran pasión por las motos, en particular por Harley Davidson, siendo su primera moto la KHK del 56. Al parecer, el de Memphis contaba con su propia pandilla de moteros con los que hacía carreras ilegales, consiguiendo para ello incluso cortar el tráfico en la autopista gracias a sus contactos. Tras probar la Triumph Bonneville 650, Elvis compró nueve de ellas para él y sus amigos.

pic2

 

│BOB DYLAN

Otra gran figura de la música que también disfrutaba de su propia moto es Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan. Además, su relación con ellas afectó a su carrera profesional. El cantautor era propietario de una Triumph 500, con la que sufrió un grave accidente en Woodstock en el año 66, cuando tenía 25 años. Esto provocó que se recluyera durante más o menos un año, dando lugar a múltiples rumores en aquel momento dado lo misterioso del asunto. Aunque nunca sabremos hasta qué punto fue grave ese accidente, lo que sí sabemos es que durante este año, Dylan se dedicó a hacer música en el sótano de la conocida como Big Pink junto a los miembros de The Band.

pic3

 

│LAWRENCE DE ARABIA

La relación de T.E. Lawrence con las motos tiene un trágico final, ya que el el soldado y escritor falleció a causa de un accidente. Fue propietario de siete unidades de Brough Superior, con las que hizo numerosas rutas que luego detallaría en sus diarios. Además de estas siete unidades, tenía encargada una octava que nunca pudo recibir, ya que en mayo de 1935, cuando volvía a su casa en moto, tuvo que girar para evitar atropellar a dos niños que cruzaban en bici. Perdió el control de la moto y nunca más recuperó la consciencia, falleciendo el 19 de mayo a causa de las heridas.

pic4

 

│STEVE MCQUEEN

Steve McQueen fue un gran amante del mundo del motor. El carismático actor, era un apasionado de la velocidad y así pudimos verlo en algunas de sus películas, como en Le Mans, que le llevó a participar en esta carrera de resistencia para conseguir darle mayor realismo. En La Gran Evasión, podemos ver a Steve McQueen pilotando una Triumph TR6 Trophy con gran destreza. La repercusión de esta escena fue tal, que la marca Triumph decidió lanzar una edición limitada llamada Triumph Bonneville Steve McQueen SE.

pic5

 

│BRAD PITT

Brad Pitt es uno de los famosos que más envidia puede despertar entre los moteros, y es que el actor cuenta con un garaje compuesto por 10 motos: varias Harley Davidson, Ducati Monster 696, MV Agusta Brutale 910, BMW R11 50GS, Triump Trophy (precisamente por ser la que llevaba Steve McQueen en La Gran Evasión), BMW R75 con sidecar… Además, le regaló a su hijo Maddox una Suzuki DRZ-125 al cumplir 11 años. Brad Pitt cuenta que la primera vez que se subió a una moto fue a una Honda Mini Trail 50 a la edad de 7 años. Su primera moto la consiguió a las 12 años, y fue una Kawasaki 150 Enduro.

pic6

 

│DAVID BECKHAM

En el mundo del fútbol también hay aficionados a las motos. Ejemplo de ello es David Beckham, que también posee una buena colección entre Los Ángeles y Londres. Entre ellas, destaca la Knucklehead 1920 o la Triumph Bonneville que el jugador inglés mandó a personalizar a British Custom.

pic7

 

Un comentario sobre “Las motos de las “estrellas”

Deja un comentario