La Buell que no fue

A finales de los 90 Bob Dron le propuso a Erik Buell crear una deportiva espectacular, y éste le dio el ok.

Por: SoloMoto.es | Jordi Aymamí | Noticias

Bob Dron, concesionario de Harley-Davidson en Oakland (California), consideraba que las Buell eran buenas deportivas pero poco llamativas, según su criterio. Un día, conversando con Erik Buell, convenció a éste para crear una deportiva que tuviese un sello propio, muy americano y distinto a las deportivas japonesas. Buell envió una S1 Lightning al concesionario de Dron para que desarrollase el proyecto. Dron era asimismo propietario del Bob Dron Design Center.

Una vez tuvo la moto, Bob Dron contactó con su colega Steve Moal, a su vez propietario de un taller de preparaciones de automóviles. Bob Dron estuvo contando sus ideas a Moal y le pasó la Buell Lightning, con la advertencia de que no cortase nada, porque luego había que recuperar la moto original y devolverla. De momento, la mecánica se dejaría sin cambios. La moto recibió el nombre de Dron Mk. I Buell.

Moal tenía claro que la moto debía ser espectacular y diferente a las japonesas. Así, se optó por un colín y un carenado de grandes dimensiones, buscando una buena penetración aerodinámica, y unos laterales con ‘branquias’, inspirados en el Ferrari Testarrossa.

Para Moal, “la Buell Lightining tiene un poco aspecto de dirtbike y parece que tiene un centro de gravedad mucho más alto de lo que realmente es. Además de eso, es una moto corta. Por eso tratamos de llevar todo eso a una especie de equilibrio visual y darle una apariencia agradable. Fue un trabajo duro, probablemente más difícil que con cualquier otra moto que hayamos hecho antes”.

Faltaba la pintura, un aspecto clave. Dron recurrió a Steve Faraone, un especialista en pintura, que le dio un aire muy americano y que encantó a Dron, que llegó a decir que Faraone les hizo un gran favor con la pintura…

Lo curioso es que, una vez la moto estuvo acabada y se presentó a Erik Buell, éste dijo que ya no le interesaba la idea… El decepcionado Bob Dron, desmontó todas las piezas, devolvió la S1 Lightning a Buell y montó una nueva Dron Mk. I Buell en su concesionario, exponiéndola en el escaparate…

Galería:

Deja un comentario