Kawasaki H2 SX: La Sport Touring más radical

Estamos en Cascáis, Portugal, con motivo de la presentación de la moto de Sport Turismo más radical jamás creada. Kawasaki le está sacando rendimiento a su tetracilíndrico sobrealimentado; 200 CV para viajar, 200 CV de diversión.

Por: SoloMoto.es | Jordi Mondelo | Noticias

Cuando Kawasaki anunciaba hace ya más de dos años el lanzamiento de un propulsor sobrealimentado de nada menos que 300 CV de potencia máxima, muchos pensaron que se trataba una demostración de lo que la firma japonesa era capaz de lograr a nivel de ingeniería y que no iba a ir a más, que no iban a poder aprovechar todo el potencial de aquella mecánica en ningún otro ámbito de las dos ruedas. Pues bien, hoy, en Cascáis, Kawasaki ha demostrado al mundo que no estaban “jugando” a ver quién es el fabricante capaz de poner en la calle la moto más potente de la historia. La presentación de la nueva Kawasaki H2 SX, de la que nos acabamos de bajar hace apenas un par de horas, nos demuestra que el motor sobrealimentado tiene más aplicaciones y que no solo sirve para “hacerse el chulo”.

Las nuevas SX, porque son dos versiones las que llegarán al catálogo de la firma japonesa, la estándar y la SE -se diferencian por su equipamiento-, lo tienen todo para convertirse en una auténtica rutera. Vale, son 200 CV de potencia (210 con ram air), pero que no nos asuste ni la cifra ni el hecho de que el motor esté sobrealimentado. La entrega de potencia es muy progresiva. Incluso en la parte baja del cuentarrevoluciones el comportamiento se puede catalogar de dócil. Eso sí, si la subes de las 6.000 vueltas cógete bien al manillar y prepárate para entrar en la hipervelocidad. En ese momento la aguja sube a un ritmo vertiginoso y la cifra de la velocidad en el cuadro de mandos la acompaña.

La parte ciclo para una moto de estas características tiene que ser también de ‘alto standing’, y la Kawa posee los elementos necesarios para poder hacer que los 200 CV rindan en todo su esplendor. Es cierto que una rutera no tiene porque ser ágil en curvas de carreteras de montaña, pero es que esta SX lo es. Puedes disfrutar de una conducción muy excitante porque los frenos y las suspensiones responden a la perfección. Ok, la transferencia de pesos en las frenada hace que se balancee un poco antes del ingreso a la curva, y cuando abres con decisión en la salida de la misma el tren delantero flota, pero es precisamente eso lo que la hace excitante. Ni frenando ni abriendo gas la moto se descontrola. Es por este motivo que se habla de una moto sport turismo y no de una gran turismo.

No os adelanto más porque os emplazo a que leáis la prueba en nuestras revistas Solo Moto Sport & Young y Solo Moto Treinta y, por supuesto, también aquí, en vuestra web de motos favorita.

Por último, cogeros bien porque vienen los precios. Por la versión base tendremos que pagar 20.500 euros, mientras que por la versión SE (Special Edition) serán 23.500 euros; y es que la exclusividad y la tecnología tienen un precio.

Deja un comentario