Harley-Davidson Softail Sport Glide, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La nueva gama Softail de Harley-Davidson cuenta con un nuevo modelo, la Sport Glide, una moto muy especial, porque combina las dos facetas a que se dirigen en resto de los modelos, la orientación sport de parte de ellos, y la turística que es una norma en la firma norteamericana.

Por: Motociclismo.es | Pepe Burgaleta | Pruebas

Este año Harley-Davidson ha provocado una revolución gracias al relanzamiento de su gama Softail, que ha visto como se rediseñaban sus bastidores de manera muy importante. A esto hay que sumar la llegada de los motores Milwaukee Eight de nueva generación en cilindradas de 107 y 114 pulgadas cúbicas. Y por si todo esto no fuese suficiente, se suma la desaparición de la gama Harley-Davidson Dyna, algunos de cuyos modelos ahora se integran entre las nuevas Softail.

 

La nueva plataforma Softail ha logrado mejorar el comportamiento dinámico

 

Las ya desaparecidas Dyna eran los modelos que disponían de una parte ciclo más dinámica de toda la gama Harley-Davidson, pero la nueva plataforma Softail ha logrado mejorar de manera evidente las aptitudes de sus predecesoras en este sentido. La mejora en su comportamiento dinámico es tal, que van a poder suplir a los modelos desaparecidos sin que nadie vaya a reprocharles nada en este sentido.

 

NUEVA EN LA FAMILIA HARLEY-DAVIDSON SOFTAIL

La Harley-Davidson Sport Glide es el noveno modelo de la gama Softail, pero todas estas novedades de 2018 no son más que la punta de lanza del centenar de nuevos modelos que Harley-Davidson ha anunciado que va a presentar a lo largo de la próxima década. La Sport Glide es también una moto realmente especial dentro de la gama de Harley-Davidson, tanto por su orientación, como por su comportamiento, y también por ser un modelo fácilmente convertible.

 

La Harley-Davidson Sport Glide es una moto realmente especial

 

El resto de la familia Softail de Harley-Davidson está compuesto por modelos que pueden considerarse como más tradicionales, unos de aspecto clásico y orientados al turismo como la Harley-Davidson Softail Heritage Classic, otros de orientación más deportiva como la Harley-Davidson Softail Fat Bob. Incluso fuera del catálogo del fabricante americano es difícil encontrar modelos similares, quizás los más cercanos la Indian Chieftain o la Moto Guzzi MGX-21

 

NUEVA ERA CON LAS HARLEY-DAVIDSON SOFTAIL 2018

Realmente la aparición de la nueva gama Softail puede considerarse como el inicio de una nueva época entre las Harley-Davidson. Por una parte los nuevos motores con culatas de cuatro válvulas por cilindro y doble eje de equilibrado, bautizados como Milwaukee Eight, suponen un paso adelante en todos los sentidos. Ya habían sido empleados en la gama Harley-Davidson Tourer, y ahora continúan su implantación. Una de sus grandes ventajas es la ausencia de vibraciones por el empleo de dos ejes de equilibrado.

 

La Harley-Davidson Sport Glide equipa el motor Milwaukee Eight 107

 

Los motores Harley-Davidson Milwaukee Eight disponen de versiones de 107 y 114 pulgadas cúbicas, además de los de 177 de las CVO. Son más grandes y potentes que nunca, tienen mayores dosis de par, una respuesta más contundente y suave, y además son mucho más confortables. En la versión 107 que equipa la Harley-Davidson Softail Sport Glide, la refrigeración por aire tradicional se ha visto reforzada interiormente por la que proporciona el aceite procedente del radiador delantero, que permite que estos motores despidan menos calor, algo que se agradece especialmente en parado y a baja velocidad.

EL CHASIS DE LA HARLEY-DAVIDSON SPORT GLIDE ES MÁS RÍGIDO

El nuevo chasis de la gama Harley-Davidson Softail 2018 es mucho más resistente que el anterior en su estructura, aproximadamente un tercio, pero a esta mejora hay que sumar que el anclaje del motor sea rígido, de manera que todo el bloque ayuda en la tarea de conseguir un conjunto más sólido. La consecuencia es que el bastidor es mucho más preciso y estable en cualquier situación.

 

El bastidor de la Harley-Davidson Softal Sport Glide es mucho más preciso y estable

 

La combinación de estos dos efectos en el chasis de la Harley-Davidson Softail Sport Glide, un chasis más rígido y un motor potente y sin vibraciones, tiene como consecuencia que nos podamos olvidar de traqueteos, sacudidas, y también de movimientos parásitos e imprecisiones. Estas nuevas Harley-Davidson Softail en general, y la Sport Glide en particular, pueden considerarse como los modelos de la marca con un mejor comportamiento de su parte ciclo de todos los que han contado con sus motores más grandes.

 

MOTOR HARLEY-DAVIDSON MILWAUKEE 107

En el caso de la Sport Glide el único propulsor disponible es el “107”, con una capacidad de 1.745 cc, correspondientes a 107 pulgadas cúbicas en el sistema Imperial. Decir que un motor de esta cilindrada es el “pequeño”, puede resultar chocante, pero al fin y al cabo, hay otro de 114 pulgadas cúbicas todavía mayor instalado en algunos modelos de la nueva gama Harley-Davidson Softail 2018.

 

El motor de la Harley-Davidson Softail Sport Glide es muy fácil de usar

 

En cualquier caso se trata de una unidad con un funcionamiento intachable, con un poco menos de patada que la de su hermano mayor, pero totalmente contundente. Además es muy fácil de usar gracias a un rango útil de revoluciones que comienza prácticamente en el régimen de ralentí. El cambio de seis relaciones, con las dos últimas muy largas, ayuda a que puedas elegir entre acelerar con la máxima contundencia en las medias cuando quieres utilizar la parte “Sport”, o dejarte llevar con suavidad cuando optas por la “Glide”.

 

LA HARLEY-DAVIDSON SOFTAIL SPORT GLIDE ES CONVERTIBLE

Una de las peculiaridades de la Sport Glide es la posibilidad de desprenderse de parte de su equipamiento en un instante. Originalmente está dotada de un carenado con el aspecto clásico de las motos de turismo de Harley-Davidson y de un juego de maletas laterales rígidas, pero ambos elementos pueden extraerse sin ninguna herramienta. El carenado está fijado a las botellas de la horquilla con unas abrazaderas y las maletas en unos anclajes integrados en el chasis y la carrocería.

 

La Harley-Davidson Softail Sport Glide se desprende de su equipamiento en un instante.

 

Al fin y al cabo el propio nombre de la Harley-Davidson Softail Sport Glide ya indica la orientación de esta moto, Sport por una parte, Glide, la denominación tradicional de las motos de turismo de Harley-Davidson por el otro. Conseguir una moto de sport turismo sobre la base de las grandes motos de la firma americana puede parecer complicado, pero en esta ocasión se ha logrado hasta en la estética. En pocos minutos puedes pasar de una a otra sin emplear ninguna herramienta.

 

LA IMAGEN DE LA HARLEY-DAVIDSON SOFTAIL SPORT GLIDE ES DEPORTIVA

Sin carenado ni maletas la Harley-Davidson Softail Sport Glide adopta otra imagen más deportiva y ligera, aunque realmente sin que se note una gran diferencia en su comportamiento. Extraer las maletas te obliga a dejarlas en el garaje, porque es complicado llevarlas de un lado a otro, porque no tienen ningún asidero, y además se extraen con un soporte metálico. Para ir con el equipaje de un lado a otro tendrás que agenciarte unas bolsas que encajen bien en su interior.

 

La nueva gama Harley-Davidson Softail tiene mejores suspensiones

 

El carenado desvía el aire de la zona superior del cuerpo, pero se nota cuando vas a bastante velocidad, algo que pocas veces va a tener lugar. Y no lo será más por la filosofía de un usuario Harley-Davidson que por las aptitudes de la moto, porque es perfectamente capaz de hacerlo por motor y por chasis.  Las suspensiones son uno de los terrenos en los que la gama Softail más ha mejorado, y además la Sport Glide dispone de horquilla invertida y un amortiguador con regulación de precarga remota, que funcionan muy bien. Sólo hay un disco delantero, que tiene bastante trabajo si quieres jugar entre curvas, pero que no desfallece. Las llantas con un nuevo diseño son también responsables de la agilidad de la moto, porque el neumático delantero estrecho es rápido y lineal en su funcionamiento.

 

LA HARLEY-DAVIDSON SOFTAIL SPORT GLIDE ES MUY CONFORTABLE

La posición es la clásica de Harley-Davidson, con el asiento muy bajo, que te permite controlar perfectamente la moto en parado, las manos a media altura sobre un manillar bastante ancho, y los pies adelantados para poder estirar las piernas con ese asiento de altura tan reducida. La altura al suelo permite inclinar cerca de los 30°, lo que supone que puedes ir relativamente ligero sin tener que preocuparte de la velocidad en las curvas o de que repentinamente se cierren y necesites forzar más la trayectoria.

 

Con la Harley-Davidson Softail Sport Glide no tienes que preocuparte de la velocidad en las curvas

 

Como el único escape está elevado, rozan sólo los estribos, y una vez que tienes controlado el límite, trazar curvas resulta más divertido que en la mayoría de sus hermanas. De hecho, esta primera toma de contacto en Tenerife estuvo repleta de recorridos por carreteras de montaña, ascendiendo y descendiendo del Teide, y la Sport Glide se comportó como ninguna de sus hermanas, trazando con agilidad y con seguridad.

 

LA HARLEY-DAVIDSON SOFTAIL SPORT GLIDE COMBINA TURISMO Y COMPORTAMIENTO DEPORTIVO

La gracia de esta nueva Sport Glide es que es capaz de combinar la diversión de los trazados de montaña, con la comodidad de los viajes. Es cierto que el pasajero no tiene el espacio que se reserva para él en algunos modelos de la gama Touring, pero con accesorios originales se puede mejorar. El conductor, sin embargo, sí que tiene un espacio amplio y cómodo, porque el asiento con respaldo se une a la ausencia de vibraciones para permitirte hacer tantos kilómetros como quieras.  Además el depósito de 19 litros permite una autonomía tremenda.

 

El depósito de 19 litros de la Softail Sport Glide permite una autonomía tremenda

 

La marca declara un consumo de 5,3 litros, y en nuestra prueba no se desvió mucho de esta cifra pese a estar una buena parte del recorrido exprimiendo entre curvas el motor en relaciones cortas. Una vez en terreno despejado, y si te acuerdas de llegar con la palanca hasta sexta, el motor funciona muy, muy relajado. Para olvidarte del acelerador, la Sport Glide cuenta con control electrónico de velocidad, que se puede anular sin tener que tocar los frenos simplemente empujando el puño del acelerador hacia delante. Con un chasis que no te pide esfuerzos en ningún momento, ni forzándolo en las curvas, ni a alta velocidad en la carretera o la autopista, lo cierto es que la Sport Glide cumple con lo que su nombre anuncia, es sin duda la moto más polivalente de la gama Harley-Davidson Softail.

Lo mejor:
Comportamiento dual sport y turismo
Confort de marcha

Mejorable:
Cambio rudo y sonoro
Maletas desmontables pero sin asas

 

Galería:

Deja un comentario