Con nuevo retraso: Para verano del 2017 segundo tramo de la carretera PR-9 en Ponce

Por: Jason Rodríguez Grafal | Periodicolaperla.com

Los miles de conductores que están a la expectativa de que se complete el Anillo de Circunvalación Norte en Ponce, deberán esperar un poco más.

El más adelantado de sus segmentos, el que conectará la carretera PR-123 con la PR-132, concluirá a sobre costo en verano del 2017, con al menos 18 meses de retraso.

La obra, incluida en la lista de “obras pendientes” de la sentencia del Plan Ponce en Marcha, originalmente debió completarse en diciembre de 2015.

Sin embargo, trámites y conflictos entre el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) -por la reubicación de dos torres de alto voltaje ubicadas en la ruta de la vía- han dado al traste con el proyecto, varias veces.

Aunque las obras del nuevo segmento de la PR-9 comenzaron en septiembre de 2012, no fue hasta febrero de 2014 que el DTOP obtuvo el endoso de la AEE para reubicar las torres.

Aun así, el subdirector de Construcción del DTOP, Javier Arroyo Rosario, reconoció que estas tareas no fueron iniciadas hasta el pasado fin de semana.

“No fue hasta prácticamente seis meses que se pudo terminar el diseño final para que ellos puedan mover las líneas (eléctricas)”, dijo el funcionario sobre la insólita demora.

“El proyecto (segundo tramo de la PR-9) ya está 85 por ciento completado. Nos faltaría ese detalle para entonces instalar las vigas, hacer la loza del puente y terminar la estructura”, añadió.

Resuelto el dilema con las torres, el DTOP contemplaba completar la obra en febrero de 2017. No obstante, otra complicación causará meses adicionales de retraso.

“El proyecto tenía (nueva) fecha de terminación, pero hemos tenido problemas con unos taludes que no hemos podido estabilizar. Finalmente nuestro diseñador de la compañía CMA nos dio un diseño para poderlo atender y próximamente estaremos comenzando esos trabajos”, continuó Arroyo Rosario.

Debido a los cambios de órdenes, el costo final del proyecto se ha elevado de $38.5 millones a $40 millones.

Viento en popa el tramo Baramaya

A pesar de tantos retrasos, la construcción del tercer tramo de la PR-9 avanza como programado y el 45 por ciento de las obras ya han sido completadas, informó Arroyo Rosario.

Esta fase de $45.5 millones, en su mayoría financiada con fondos federales, conectará la carretera PR-132 con las avenidas Las Américas y Baramaya.

Con su conclusión en enero de 2018, se marcaría la culminación de la construcción del Anillo de Circunvalación Norte.

La última fase impacta 1.62 kilómetros y cruzará zonas de servidumbre de la urbanización Jardines del Caribe. La obra incluye la construcción de tres puentes, incluyendo uno sobre el río Pastillo (65 por ciento completado); un muro contra sonidos, sistemas de drenaje, rampas de acceso y reubicación de utilidades eléctricas.

“Estamos haciendo lo posible para que el proyecto termine sin inconvenientes adicionales”, aseguró Arroyo Rosario.

Deja un comentario